Agencia Internacional de Energía COLCHÓN MUNDIAL DE SUMINISTROS PETROLEROS PODRÍA REDUCIRSE A MÍNIMOS, por Ron Bousso

0
101
Imagen de archivo. unos surtidores de combustible en una gasolinera de Pemex en Ciudad de México, REUTERS/Edgard Garrido

LONDRES – El colchón mundial de suministro petrolero podría reducirse a mínimos debido a déficits prolongados, lo que apoyaría los precios y amenazaría el crecimiento de la demanda, dijo el jueves la Agencia Internacional de Energía (AIE).

El esperado declive en los envíos de crudo iraní este año por las sanciones de Estados Unidos, junto con un descenso en la producción de Venezuela y déficits en Libia, Canadá y el Mar del Norte han hecho subir los precios del petróleo a máximos desde 2014 en las últimas semanas.

La AIE dijo en su Reporte sobre Mercados del Petróleo que ya había indicios “muy bienvenidos” de que la producción de los grandes exportadores había subido y que podría llegar a un récord.

Sin embargo, según la agencia las interrupciones destacaban la presión sobre los suministros globales, en la medida que el colchón de capacidad de producción disponible “podría verse reducido” al límite”. La capacidad disponible es la capacidad de un productor de elevar el bombeo en un tiempo relativamente corto.

Como se espera que las sanciones de Estados Unidos contra Irán “golpeen fuerte” en el cuarto trimestre, Arabia Saudita podría elevar más su bombeo, lo que podría llevar la capacidad disponible del reino a un nivel sin precedentes por debajo de 1 millón de bpd, indicó la AIE.

La producción petrolera fuera de la OPEP, incluyendo una creciente oferta de esquisto de Estados Unidos, también seguiría creciendo, pero la agencia no espera que pueda aliviar los temores a un déficit.

La AIE mantuvo su pronóstico para el crecimiento de la demanda en 2018 en 1,4 millones de bpd, pero advirtió que precios más altos podrían afectar el consumo.

La agencia prevé que las exportaciones de crudo de Irán puedan verse reducidas significativamente más que los 1,2 millones de bpd calculados en la ronda previa de sanciones internacionales. Los envíos de Irán suman casi 2,5millones de bpd, la mayor parte de los cuales van a Asia.

China e India, el segundo y el tercer consumidor de crudo del mundo, podrían enfrentar “grandes desafíos” en encontrar proveedores alternativos tras el descenso en el bombeo de Irán y en las exportaciones de Venezuela, agregó la AIE.

(Reuters)

 

Dejar respuesta