Alternativa EL BIODIESEL DE ACEITE DE PALMA EN TRANSMILENIO, editorial de Biocombistibles Hoy

0
130
Si el ente gestor, Transmilenio, va a revisar los términos de la licitación en lo que tiene que ver con tecnologías limpias, debería incluir al biodiesel de aceite de palma como una de las alternativas con las que cuenta el Distrito.

Por estos días mucho se dice sobre la licitación en Transmilenio y el tipo de tecnologías que la misma debe incluir. Parece ser que hay un consenso entre los movimientos ambientalistas y formadores de opinión sobre el impacto del diesel y, particularmente, de Transmilenio en la salud de los bogotanos.

Para efectos de discusión, vale la pena mencionar algunos datos de interés. El primero de ellos tiene que ver con el consumo de diésel; Bogotá consume alrededor de 35% del diesel que consume el país, es decir 33.000 barriles diarios y particularmente el sistema Transmilenio, no más de 2.000 barriles por día, es decir, tan solo 6,1% del consumo de Bogotá pasa por el sistema BRT de la ciudad. Vale la pena, entonces, tener un nivel de expectativa moderado respecto a la realidad sobre los impactos en términos del material particulado de la ciudad con la inclusión de las denominadas tecnologías limpias.

Por otro lado, de acuerdo con el diario La República, en columna del 27 de Julio de 2018, en Colombia más de la mitad de los vehículos que circulan en el territorio nacional tiene más de 10 años y, de acuerdo a la UPME, más de 80% del parque automotor de carga tiene más de 20 años, es decir, nuestro parque automotor se envejeció, y es el que consume la mayor parte del diesel en Bogotá.

De igual manera, el pasado 30 de julio, por medio de la resolución 489 del Distrito, se suspendió la licitación de Transmilenio durante 30 días, aparentemente por temas relacionados con la financiación de la flota, aunque movimientos ambientalistas, generadores de opinión, concejales y congresistas han manifestado que esta suspensión permitirá revisar la inclusión, de una mejor manera, de tecnologías limpias en la licitación.

Pero ¿qué son tecnologías limpias? De acuerdo con estos movimientos ambientalistas son el gas natural (GN) y la electricidad. Si bien es cierto que tanto el GN como los eléctricos son tecnologías de bajas emisiones, no son las únicas, también lo es el biodiesel de aceite de palma, que es un energético renovable, de alto cetano, que no contiene azufre ni aromáticos y que, a diferencia del GN o los eléctricos, puede ser usado en parque automotor nuevo o existente, sin hacer cambios en la infraestructura, garantizando la continuidad de la operación.

El biodiesel de aceite de palma colombiano, de acuerdo a un reciente estudio hecho por la Universidad de Antioquia, reduce las emisiones de material particulado, hidrocarburos no quemados y la opacidad de los humos. De hecho, utilizar mezclas superiores de biodiesel en motores con tecnologías de emisión Euro V, puede llevar a alcanzar, en términos de material particulado, niveles de emisión Euro VI.

Entonces, si el ente gestor, Transmilenio, va a revisar los términos de la licitación en lo que tiene que ver con tecnologías limpias, debería incluir al biodiesel de aceite de palma como una de las alternativas con las que cuenta el Distrito, para disminuir las emisiones de material particulado a la atmosfera y por consiguiente mejorar la calidad de vida de quienes habitamos la capital colombiana.

Publicado originalmente en http://www.fedebiocombustibles.com

Dejar respuesta