Análisis de Argus Media EL GLP MUESTRA GRAN POTENCIAL DE DEMANDA EN ASIA Y EL PACÍFICO, por Martin Rosas

0
608
oleoducto-en-bangladesh
La demanda de energía en Bangladesh creció el año pasado 8,7%, a 30,7 millones de toneladas de petróleo equivalente (toe).

En la primera entrega de una nueva serie mensual de artículos, la firma Argus Media hace una radiografía del mercado regional del gas licuado del petróleo (GLP) más dinámico del mundo.

La región de Asia-Pacífico es el mayor consumidor de GLP del mundo. El año pasado la demanda alcanzó los 106 millones de toneladas.

Normalmente, la atención se dirige a los principales mercados de China, la India y el noreste de Asia, pero hay otros países con un enorme potencial de crecimiento en la región.

Dos mercados masivos tienen potencial para el crecimiento, especialmente para el autogás (GLP vehicular): Pakistán y Bangladesh, que tienen respectivamente la tercera y octava poblaciones de mayor crecimiento en el mundo, y una creciente necesidad de suministro de energía primaria.

La demanda de energía en Bangladesh creció el año pasado 8,7%, a 30,7 millones de toneladas de petróleo equivalente (toe); mientras que en Pakistán aumentó 5,7% a 78,2 millones de toe. Sin embargo, ambos países consumen sólo alrededor de 1 kg por persona al año de GLP, uno de los niveles más bajos en el mundo.

La población paquistaní, de 189 millones de habitantes, consume sólo 615.000 toneladas al año de GLP, mientras que la población de Bangladesh, de 170 millones, utiliza sólo 148.000 toneladas al año.

En comparación, la vecina India —con su enorme población de 1.300 millones de habitantes— tiene un mercado masivo de GLP de 19 millones de toneladas año, con un consumo per capita de 13 kg al año.

Escasez de gas

A pesar de ser miembros de un grupo selecto de 12 naciones de Asia y el Pacífico con sus propios recursos de gas, ambos países tienen problemas con el abastecimiento de gas natural. Pakistán y Bangladesh poseen 500.000 millones de metros cúbicos y 200.000 millones de metros cúbicos de reservas de gas probadas, respectivamente, según BP.

Toda la producción de gas de Pakistán, de 41,9 millones de metros cúbicos al año y la producción de Bangladesh de 23,9 millones de metros cúbicos al año se consumen internamente. Pero la demanda está creciendo a un ritmo mucho más rápido que la producción.

El consumo en Bangladesh aumentó en más de 12% el año pasado, mientras que Pakistán registró un crecimiento de la demanda de 3,5% en 2015. La demanda de gas de los hogares ha dejado poca capacidad libre para el uso del gas para el transporte, lo que ha dado lugar a problemas en este sector.

En la última década, ambos países optaron por favorecer el gas natural comprimido (GNC) como combustible de transporte en vez del autogás; pero con una persistente escasez de gas, la elección del GNC ha sido pobre.

Así, mientras sus mercados luchan por expandirse, los gobiernos de Pakistán y Bangladesh están dispuestos a alentar el uso del gas, pero requieren inversiones en infraestructura y en el sector privado. La demanda de gas de motor en Pakistán es de 270.000 toneladas al año, mientras que Bangladesh consume sólo 5.000 toneladas al año.

La producción nacional de GLP es limitada: Pakistán produce cerca de 512.000 ton / año, y la producción de Bangladesh es de sólo 17.000 ton / año.

En ese contexto, el aumento de las importaciones será esencial para que se cumplan las perspectivas de crecimiento. Pakistán importa alrededor de 120.000 ton / año de GLP, principalmente de Irán e India, mientras que Bangladesh importa 143.000 ton / año.

 

Dejar respuesta