Avanzan negociaciones para coalición CANCILLER ALEMANA ABORDÓ EL CAMBIO CLIMÁTICO, por Michael Nienaber

0
67
Merkel insistió en que el "núcleo industrial" de Alemania no debería ser puesto en riesgo y que cualquier nueva medida climática no debería forzar a las empresas a relocalizarse. REUTERS/Hannibal Hanschke

BERLÍN – La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el sábado que los países industrializados tienen que aumentar sus esfuerzos para combatir el cambio climático y que Alemania debería liderar con el ejemplo mostrando que se puede lograr ambiciosas metas de emisiones sin destruir empleos.

Los comentarios de Merkel, formulados en su podcast semanal mientras en Bonn tenía lugar un encuentro de 200 países para hablar sobre formas de limitar el calentamiento global, reflejan la difícil tarea que enfrenta la líder de centroderecha en negociaciones para formar el próximo Gobierno.

Los conservadores de Merkel, que perdieron respaldo ante la facción de ultraderecha Alternativa para Alemania en la elección del 24 de septiembre, están tratando de formar un Gobierno de coalición con los Demócratas Libres, de tendencia pronegocios, y con los ambientalistas Verdes.

Los insospechados socios citaron avances el viernes después de tres semanas de conversaciones preliminares sobre una coalición tripartita, y el domingo los líderes de partidos tratarán de resolver sus diferencias remanentes sobre protección al clima y finanzas de la zona euro.

En su podcast, Merkel dijo que los países industrializados tienen una responsabilidad especial para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, que dañan al medioambiente, y advirtió que el tiempo se está acabando.

“La urgencia, creo que todos vemos esto a la luz de los desastres naturales, es grande”, afirmó, y agregó que el cambio climático está provocando sequías y hambruna, lo que a su vez ha dado pie a migraciones masivas desde países más pobres a otros más ricos.

Respecto al acuerdo climático de París, dijo: “Como están las cosas ahora, se incumplirá la meta de mantener el aumento de la temperatura por debajo de dos grados Celsius -idealmente en torno a los 1,5 grados-“.

Debido al fuerte crecimiento económico y a una inmigración mayor a la esperada, Alemania está en riesgo de incumplir su propia meta de reducir las emisiones en 40 por ciento a 2020 respecto a niveles de 1990 si el próximo Gobierno no implementa más medidas.

Sin embargo, la canciller insistió en que el “núcleo industrial” de Alemania no debería ser puesto en riesgo y que cualquier nueva medida climática no debería forzar a las empresas a relocalizarse.

Concluyó con que el Gobierno debería adoptar una mezcla sólida de políticas regulatorias, incentivos financieros y medidas voluntarias para evitar interrupciones importantes y pérdidas de empleos.

(Reuters)

Dejar respuesta