En Campo La Cira-Infantas TECNOLOGÍA AMBIENTAL PARA REDUCIR LAS EMISIONES Y MEJORAR EL AGUA DE PRODUCCIÓN

0
60
La nueva infraestructura del campo más antiguo del país consiste en torres descarbonatadoras que retiran el H2S (ácido sulfhídrico) y el CO2 (dióxido de carbono) de las aguas producción.

BARRANCABERMEJA – Ecopetrol y su socio Occidental Andina pusieron hoy en operación un nuevo desarrollo tecnológico en el campo La Cira-Infantas que reduce las emisiones de CO2 al medio ambiente y elimina los elementos corrosivos del agua de producción.

La nueva infraestructura del campo más antiguo del país consiste en torres descarbonatadoras que retiran el H2S (ácido sulfhídrico) y el CO2 (dióxido de carbono) de las aguas producción. El CO2 y el H2S se encapsulan de forma sólida en barriles, que luego son utilizados como insumos por otras industrias como la cementera.

La nueva tecnología permitirá reducir la huella de carbono que generan las operaciones asociadas al mantenimiento de pozos, tanto directas como indirectas, en cerca de 500 mil toneladas por año. Esto se debe a que disminuye el uso de materiales, se realizan menos actividades y se adquieren menos insumos para la perforación y mantenimiento. Por ejemplo, la compra de tubería se reduce en cerca de 80 kilómetros al año al tener que intervenir 80 pozos menos en el mismo periodo.

La primera de las seis torres que se instalarán entre hoy y finales de 2019, ubicada dentro de uno de los complejos de inyección de agua del campo, fue puesta en operación por parte de la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez; el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, y el presidente de OXY, Edward Hanley, con la participación de funcionarios de las administraciones departamental y municipal, congresistas, gremios de la industria y miembros de la comunidad de Barrancabermeja y Santander.

La iniciativa responde a la estrategia de las empresas para proteger el medio ambiente y contribuir al bienestar de las comunidades aledañas a su operación.

El lanzamiento de esta nueva tecnología se produjo durante la celebración del primer siglo del petróleo en Colombia, cuya historia empezó en 1918 en el pozo Infantas 2, en el corregimiento de El Centro, Barrancabermeja, dentro de los terrenos que hoy componen el campo La Cira-Infantas.

Además de los beneficios ambientales, estas torres permitirán mejorar la confiabilidad de los pozos, incrementar su tiempo de vida útil, disminuir la corrosión y generar ahorros de hasta 20 millones de dólares al año.

La construcción de la moderna infraestructura fue producto de una innovadora iniciativa de funcionarios de La Cira-Infantas, quienes contaron con el apoyo del Instituto Colombiano del Petróleo (ICP) para su desarrollo y su materialización.

Mayor producción y compromiso con el agua

El Campo La Cira-Infantas produce en la actualidad 46 mil barriles por día de petróleo, mezclados con cerca de 600 mil barriles de agua. Es uno de los cuatro principales campos de producción de Colombia y tiene más de 1.600 pozos activos, entre productores e inyectores. La meta para el 31 de diciembre de 2018 es superar los 50 mil barriles por día y continuar su curva ascendente hasta unos 70 mil barriles en 2023.

Este campo es modelo en el manejo de las aguas de producción, ya que 100% de las mismas son reinyectadas a los pozos, con cero vertimientos.

En 2018, el campo trabajó en la instalación de cuatro troncales nuevas de inyección para elevar la producción, incrementó las capacidades de tratamiento en las estaciones y avanzó en la perforación de las campañas de nuevos pozos en las denominadas Arenas A y B, entre otras actividades.

La Cira-Infantas registró su máxima producción en 1939 con cerca de 64 mil barriles diarios de petróleo. Posteriormente, debido al proceso de declinación natural, la extracción bajó hasta los 5 mil barriles diarios a principios de la década pasada. En 2005, Ecopetrol hizo una alianza con Occidental Andina para incrementar la producción con la aplicación de tecnologías de recobro secundario. Esta unión de las dos empresas permitió multiplicar su producción cerca de 10 veces y convirtió a la Cira-Infantas en un ejemplo mundial de recuperación de campos maduros mediante tecnologías de inyección de agua.

En la última década, La Cira-Infantas ha invertido 239 mil millones de pesos en proyectos sociales orientados al fortalecimiento del desarrollo  local y regional, mediante iniciativas relacionadas con suministro de agua potable, gas, mantenimiento de vías, erradicación del analfabetismo, mantenimiento de la infraestructura de escuelas, proyectos productivos y fortalecimiento a empresas locales, entre otros programas.

Dejar respuesta