Por delante de Arabia Saudita RUSIA SE MANTIENE COMO PRINCIPAL PROVEEDOR DE CRUDO DE CHINA

0
157
La demanda de crudo ruso fue respaldada por un alza en la producción de los refinadores privados chinos.

PEKÍN/SINGAPUR – Rusia se convirtió en diciembre en el principal proveedor de crudo de China, consolidando su posición de liderazgo para todo 2018 por tercer año consecutivo por delante de Arabia Saudita, indicaron datos aduaneros el viernes.

Las importaciones desde Rusia alcanzaron las 7,04 millones de toneladas, o 1,658 millones de barriles por día (bpd), en diciembre, por encima de las 5,03 millones de toneladas del año anterior, según datos de la Administración General de Aduanas.

Para el año completo, las importaciones rusas subieron a 71,49 millones de toneladas, o 1,43 millones de bpd, un alza del 19,7 por ciento desde las 59,7 millones de toneladas de 2017.

La demanda de crudo ruso fue respaldada por un alza en la producción de los refinadores privados chinos, que prefieren grados rusos como el ESPO, al tiempo que las incertidumbres políticas obligaron a China a importar menos de países como Irán y Venezuela.

Arabia Saudita envió a China 6,97 millones de toneladas en diciembre, o 1,64 millones de bpd, un alza de un 48 por ciento desde los 4,71 millones de toneladas del año anterior. Para 2018, el mayor proveedor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aumentó sus envíos a China un 8,7 por ciento, a 56,73 millones de toneladas, o 1,135 millones de bpd.

Esto significa que el liderazgo de Rusia sobre Arabia Saudita en el suministro a China casi se duplicó hasta los 295.000 bpd en 2018, desde los 150.000 bpd de un año antes.

El suministro de crudo desde Estados Unidos a China —que se ha visto afectado por la guerra comercial entre ambos países— bajó a cero en diciembre. Las importaciones de 2018 subieron 24,8 por ciento desde 2017, a 245.616 bpd.

Reuters reportó en diciembre que el operador chino Unipec tiene previsto reanudar los envíos de crudo estadounidense en marzo.

Dejar respuesta