Desde 2020 NORUEGA PROHIBIRÁ LA CALEFACCIÓN CON PETRÓLEO EN EDIFICIOS

0
93
Siguiendo lo pautado en el Acuerdo de París, Noruega planea para el 2030 hacer fuertes recortes en sus emisiones nocivas REUTERS/Ints Kalnins - RTX38G8B

OSLO. Noruega, un importante productor mundial de crudo, prohibirá desde el 2020 el uso de petróleo y parafina para calefaccionar edificios, en un intento por contener las emisiones locales de gases de efecto invernadero, dijo el jueves el Gobierno.

La prohibición incluirá a edificaciones antiguas y nuevas, y aplica a hogares y empresas además de instalaciones públicas, anunció el Ministerio de Clima y Medio Ambiente.

“Aquellos que usen el combustible fósil petróleo para calefaccionar deben encontrar otras alternativas para el 2020”, dijo el ministro de Medio Ambiente, Vidar Helgesen, en un comunicado.

La directiva busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en unas 340.000 toneladas anuales, frente a una emisión general nacional de 53,9 millones de toneladas en el 2015, señaló el ministerio, que agregó que otras medidas podrían incluir limitaciones al uso del gas natural para calefacción.

Siguiendo lo pautado en el Acuerdo de París, Noruega planea para el 2030 hacer fuertes recortes en sus emisiones nocivas, que el año pasado fueron 3,3% superiores a los niveles de 1990 a pesar de promesas previas de reducir la generación de estos gases, responsables del cambio climático.

Según grupos ambientalistas, la veda a la calefacción con base en petróleo es una paradoja en Noruega, un país que obtiene la mitad de sus ingresos por exportaciones de la venta de crudo y gas natural, lo que ayuda a elevar el producto interno bruto per cápita a 70.000 dólares, uno de los más altos del mundo.

Zero, una fundación noruega que promueve la reducción de las emisiones nocivas, celebró la decisión oficial: “Es una medida medioambiental muy importante que recorta significativamente las emisiones, enviando una señal poderosa de que estamos pasando de los (combustibles) fósiles a la energía renovable”.

Noruega bombea alrededor de 2 millones de barriles por día (bpd) de petróleo, gas líquido y condensado, mientras que su producción diaria de gas natural ronda los 300 millones de metros cúbicos.

(Reuters)

 

Dejar respuesta