Encargo fiduciario + renting UNA SALIDA PARA EMPRESAS EN REESTRUCTURACIÓN, por Cristina Quiroga

0
119
Rafael Obando Peña: "Esta figura se convierte en un salvavidas, al que cada vez, acuden más las empresas en reestructuración".

BOGOTÁ – Cada año, en promedio, 137 empresas en Colombia entran en proceso de reestructuración, según datos de la Superintendencia de Sociedades. Como una figura para seguir operando, Acord Capital puede ofrecer servicio de renta de maquinarias a este tipo de empresas constituyendo encargos fiduciarios, una opción que les permite no perder oportunidades de negocio y  contribuir a salir de la crisis.

El encargo fiduciario supone la constitución de una entidad independiente de parte de una empresa para que a través de ella se realice una actividad específica. Es ideal para empresas que posean dificultades para acceder a créditos o inversión.

Al estar sin recursos, las empresas en reestructuración, no encuentran una entidad que les conceda créditos para un proyecto nuevo. Es aquí donde una empresa especializada en renting o alquiler de maquinaria pesada como Acord Capital, puede entrar a facilitarle los equipos que requiera.

Así lo explicó Rafael Obando Peña, representante de Acord Capital en Colombia y director para EEUU y Latinoamérica. “Esta figura se convierte en un salvavidas, al que cada vez, acuden más las empresas en reestructuración”.

Dentro de las ventajas de acudir al encargo fiduciario autónomo que destaca Obando Peña, se encuentran no parar la producción, proteger los bienes para un nuevo proyecto que les permita ingresos que irán a cumplir con el pedido, el pago del alquiler del equipo y dejar un porcentaje para ir aliviando las deudas ya contraídas.

“Una empresa que requiera, por ejemplo, elevadores para un proyecto con un nuevo cliente, que augura un gran negocio, y por encontrarse en reestructuración, o esté reportado en centrales de riesgo no le prestan plata, una gran salida es acudir a un encargo fiduciario, en donde Acord Capital actúa como proveedor de maquinarias a través del renting”, precisó el representante en Colombia. El fin último de este instrumento, sumado al renting es facilitar la vida de los negocios o revivirlos. Esta fiducia recibe los ingresos de un negocio específico, y el capital líquido se destina, con prioridad, a pagar las obligaciones, tanto financieras como de proveedores clave, inherentes a ese negocio.

Esta ‘nueva empresa’ o administrador puede negociar con nuevos clientes para proyectos específicos y contratar con proveedores de maquinaria para el negocio.

Según el  representante de Acord Capital esta figura hace parte de los mecanismos con los que esta firma entró al mercado colombiano, en donde el renting o alquiler de maquinaria pesada  se convierte en una novedosa opción para bajar costos tributarios y financieros.

Dejar respuesta