Enel-Emgesa EXITOSOS RESULTADOS DEL PLAN PILOTO DE RESTAURACIÓN ECOLÓGICA EN EL QUIMBO

0
108
El plan piloto se llevó a cabo en cooperación con la Fundación Natura, ONG con más de 30 años de experiencia en temas de conservación ambiental, y tuvo una inversión superior a los $8.000 millones.

BOGOTÁ – Enel-Emgesa presentó hoy, en el marco del Simposio de Restauración Ecológica y Sostenibilidad Ambiental organizado por la empresa, los exitosos resultados del Plan Piloto de Restauración Ecológica del Bosque Seco Tropical, desarrollado entre 2014 y 2018 en 140 hectáreas ubicadas en el área de compensación biótica de la central hidroeléctrica El Quimbo.

El Simposio contó con las palabras de apertura del ministro de Ambiente Ricardo Lozano y la conferencia magistral de Brigitte Babptiste, directora del Instituto Humboldt, así como con representantes de Parques Nacionales Naturales, ANLA, el PNUD, La Red Colombiana de Restauración y la CAR Cundinamarca, así como con la asistencia de más 100 personas entre investigadores, académicos y expertos en temas ambientales.

Durante su presentación, Enel-Emgesa destacó que el plan piloto ejecutado en El Quimbo, que es el primero desarrollado en el país, permitió la caracterización biofísica de las zonas aledañas al embalse y sus resultados le permitieron a la empresa contar con el soporte científico y los estudios previos requeridos para garantizar el éxito en la restauración de las 11.079 hectáreas que va a intervenir en el departamento del Huila, en el ecosistema bosque seco tropical; esto como parte de las medidas de compensación establecidas en la Licencia Ambiental de El Quimbo.

Con la caracterización y los estudios realizados se diseñaron e implementaron estrategias de restauración activa y pasiva que permitieron la recuperación del ecosistema en las hectáreas intervenidas. En total se establecieron 55 estrategias de restauración ecológica en las 140 hectáreas seleccionadas y se realizó el respectivo seguimiento y monitoreo por más de 20 meses.

El plan piloto se llevó a cabo en cooperación con la Fundación Natura, ONG con más de 30 años de experiencia en temas de conservación ambiental, y tuvo una inversión superior a los $8.000 millones, vinculando a más de 200 personas, entre profesionales, técnicos, auxiliares de campo y viveristas.

Con los resultados obtenidos en el piloto, Enel-Emgesa desarrollará ahora la segunda fase de su programa de restauración, que consiste en la intervención de 500 hectáreas más en los próximos 3 años, ubicadas en la misma área de compensación biótica de El Quimbo y para lo cual se destinarán cerca de $9.000 millones de pesos.

“Hoy hemos presentado ante expertos ambientales, académicos y autoridades del país los resultados de un plan de restauración que es pionero en Colombia y que ha requerido de un riguroso trabajo de investigación y acción por parte de Enel-Emgesa. Además, este piloto se ha convertido en referente nacional e internacional en temáticas relacionadas con la restauración, aportando así al conocimiento científico de uno de los ecosistemas más amenazados del mundo”, manifestó Lucio Rubio, director general, Enel Colombia.

El ministro de Ambiente desatacó a su vez que los retos de Colombia en materia ambiental para los próximos años incluyen la recuperación de áreas degradadas a través de proyectos como el que ejecuta Enel-Emgesa. “Este proceso de compensación es destacable por los resultados que está teniendo tanto en la restauración del ecosistema, como en la conservación del recurso hídrico, en la participación de las comunidades locales y en el descubrimiento y conocimiento de la biodiversidad del país, como la nueva especie vegetal encontrada en el marco del Programa de Restauración Ecológica de El Quimbo”, aseguró Ricardo Lozano, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Por su parte, Brigitte Baptiste, conferencista principal del Simposio, presentó un análisis sobre la importancia que tiene definir metas claras para los programas de restauración que se quieran adelantar en cualquier tipo de ecosistema. “Es necesario desarrollar alianzas estratégicas que vinculen a las organizaciones, autoridades, empresas y de manera especial a las comunidades, adelantando proyectos que tengan objetivos de restauración realistas que puedan cumplirse y que tengan diversos beneficios, tanto en protección y conservación de biodiversidad como en usos sostenibles de los territorios”, manifestó Brigitte Babptiste, directora del Instituto Humboldt.

Además del programa de restauración ecológica que desarrolla Enel-Emgesa, los asistentes al evento conocieron otros proyectos que se adelantan en el país como el de Rehabilitación de tierras en el Cerrejón en La Guajira, y el de restauración ecológica del embalse del Neusa en Cundinamarca. También se destacó la importancia de vincular de manera articulada a las autoridades, entes de control, empresa privada, sector público, comunidades y la academia para el desarrollo de proyectos ambientales que sean sostenibles en el tiempo.

Sobre el Programa de Restauración ecológica de Enel-Emgesa

El programa de restauración ecológica que realiza Enel-Emgesa en más de 11 mil hectáreas en el Huila, tiene una relevancia importante, no solo por ser el más grande que se ejecuta en Colombia en el ecosistema bosque seco tropical sino porque ha aportado información valiosa sobre un ecosistema que, según el Instituto Alexander Von Humboldt, se encuentra en riesgo, ya que el país ha perdido 90% de los bosques secos, pasando de 9 millones de hectáreas a tan solo 600 mil que hoy día se encuentran en el territorio nacional.

Este programa tiene una proyección a 20 años y cobertura sobre los municipios de El Agrado, Garzón, Gigante, Paicol y Tesalia. Para el desarrollo del programa se han contemplado diversas fases, una de las cuales ha sido el Plan Piloto de Restauración. Además, la compañía ya ha comprado la totalidad de las 11.079 hectáreas que deben ser restauradas, para lo cual destinó cerca de $60 mil millones.

Dejar respuesta