Informe 2017 de Promigas “COLOMBIA TIENE GAS, PERO HAY QUE SEGUIR BUSCANDO”, por Cristina Quiroga R.

0
230
Se destacó que los logros obtenidos por los diferentes agentes del sector se obtuvieron a pesar de contar con tarifas de distribución vencidas desde hace 8 años y un precio en boca de pozo superior al de eficiencia económica al no estar vinculado a referencias internacionales

Que 62% de los colombianos cuente con acceso al gas natural —más de 8 millones de usuarios— muestra un gran avance en el consumo. Sin embargo, hay que consolidar las reservas, calculadas para 14 años e incentivar más el uso del Gas Natural Vehicular (GNV), en el cual se presentó un decrecimiento de 30%, entre 2000 y 2016, en contravía del crecimiento mundial.

Así lo señalaron Antonio Celiá Martínez-Aparicio, presidente de Promigas, y Aquiles Mercado, vicepresidente financiero y administrativo de esta empresa, durante la presentación del Informe del sector gas natural 2017, en su 18ª versión, en la que se  destaca que Colombia tiene un mercado maduro y se constituye como ejemplo mundial. Ver informe aquí.

Los avances logrados en gas natural, no son suficientes. Según Celiá hay que seguir buscando más y las alternativas que tiene Colombia para garantizar el suministro son la exploración en offshore, fracking, on shore (campos menores), así como la importación de gas, aprovechando la nueva planta de regasificación, en Cartagena, a cargo de la Sociedad Portuaria El Cayao (SPSC). Otra opción implica traer el gas natural de Venezuela, que hace parte de una negociación (2015) de reversión de gas suministrado por Colombia.

Para Celía Martínez-Aparicio, es clave en el avance del sector del gas natural “dar el primer paso”, parafraseando al papa Francisco, en cuanto a un diálogo más cercano entre los actores del sector con los entes de control, con información más oportuna y rápida, en donde la confianza juega un papel primordial.

Se destacó que los logros obtenidos por los diferentes agentes del sector se obtuvieron a pesar de contar con tarifas de distribución vencidas desde hace ocho años y un precio en boca de pozo superior al de eficiencia económica, al no estar vinculado con referencias internacionales.

Reservas en Colombia

Durante su intervención, Aquiles Mercado, vicepresidente financiero y administrativo de Promigas, señaló que de acuerdo con las reservas probadas hay gas natural para 13.7 años. Con la planta de regasificación El Cayao aumentan a 17.5 años, con la importación de gas subirían a 21.2 años y con el gas pendiente de Venezuela a 22.9 años.

Se señala en el Informe que entre los hallazgos que aportaron mayor cantidad de reservas se encuentran los campos Nelson y Clarinete, en el departamento de Sucre. Se espera en el siguiente lustro incorporar a las reservas probadas off shore —de los campos de Ballena y Chuchupa en La Guajira— los recursos de hallazgos recientes en la llamada Provincia Gasífera del Caribe, como lo son Orca, Kronos, Purple Angel y Gorgon. El costo de la exploración costa afuera y su posterior desarrollo suponen inversiones entre US$1.000 y US$4.000 millones.

Para Celiá Martínez-Aparicio, la construcción de una segunda planta de regasificación en el país es clave para el desarrollo de esta industria, pero debe definirse cuándo, en dónde, cuánto y de dónde saldrían los recursos.

Principales avances

  • En el Informe se destacan dentro de los avances la confiabilidad del suministro y el transporte. El país contó en 2016 con 7.456 Km de red de gasoductos. En los últimos cuatro años se adicionaron 242 Km.
  • Entre 2012 y 2016 se conectaron al gas natural 183 nuevos municipios, para un total de 695. A lograr este resultado contribuyó en forma importante la política de financiación de proyectos de masificación de gas a través del Sistema General de Regalías (SGR).
  • Los usuarios alcanzaron la cifra total en 2016 de 8.627.949, alcanzando 62% de los hogares colombianos. Mientras en el último año la población total del país creció un poco menos de 500.000 habitantes, los colombianos que reciben el servicio de gas natural —a diciembre de 2016— presentaron un crecimiento cercano a los tres millones. A eso se debe el incremento de seis puntos porcentuales en el indicador de población con gas natural en Colombia entre 2012 y 2016.
  • Desde septiembre de 2016 se comenzaron a conectar los primeros usuarios de gas natural en el departamento del Chocó, específicamente en Quibdó y en el municipio de Unión Panamericana, convirtiéndose en el departamento número 26 de Colombia que accede a gas natural por redes. (Datos: Presidencia de La República).
  • En 2016 Valle del Cauca se convirtió en el tercer departamento en alcanzar la cifra del millón de usuarios, tras Bogotá y Antioquia. Magdalena en 2016 se convirtió en el cuarto departamento con 100% de cubrimiento de sus cabeceras municipales con gas natural, después de Atlántico, Córdoba y Guajira.
  • El consumo nacional de gas natural, en el transcurso de 2016 sufrió un leve descenso (-4%) con respecto al año anterior, que se explica por la reducción cíclica de la demanda del sector eléctrico que fue menor en 15%, por no ser un año afectado por el Fenómeno del Niño.
  • La puesta en marcha de la Refinería de Cartagena (Reficar) generó un aumento en 2016 de 50 Mpcd, con lo que se compensó la caída del consumo en los sectores industrial, comercial y GNV.
  • La estructura de la tarifa final al usuario ha presentado un cambio drástico en su composición, debido al comportamiento de los precios del gas y del retraso en la revisión de las tarifas de distribución. El componente de suministro (boca de pozo) en la tarifa al usuario residencial final pasó de ser 24% en 2005 a 40% en 2016 mientras que el componente de distribución que representaba 43% de la tarifa, hoy representa apenas 22%.

GNV  no anda al ritmo mundial

Mientras en el mundo 23.723.960 son los vehículos que consumen gas natural, al finalizar 2016, en Colombia se ha presentado una disminución en la conversión de vehículos a gas. Sin embargo, “estudios realizados recientemente demuestran que se cuenta con una gran oportunidad si se considera el GNV como el combustible ideal para los SITP, lo que además de traer grandes beneficios económicos, impactaría positivamente en aspectos ambientales al ser un combustible más limpio y menos contaminante”, se señala en el Informe.

Para el presidente de Promigas, el GNV es considerado un combustible de transición a los vehículos eléctricos. En Colombia la disminución en la conversión de vehículos a gas se ha afectado por dos factores: tema de precio —mientras el del petróleo baja el del gas sube— y por falta de decisiones políticas que impulsen el uso en el sistema de transporte masivos, en donde prime el cuidado del medio ambiente.

Se resaltaron los avances de ciudades como Cartagena, donde la empresa Transcaribe circula sus buses con GNV, al igual que en Medellín (Metropolis) y en Palmira (Tupal). En Bogotá se espera que para el próximo año 1.334 buses se conviertan a gas.

Tras el informe se realizó un panel para analizar los resultados del sector, con cifras de 2016. Participaron la viceministra de Energía Rutty Paola Ortiz Jara, el subdirector de Energía Eléctrica en Unidad de Planeación Minero Energética, Germán Castro, de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG), y Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas, además de los anfitriones Antonio Celia Martínez-Aparicio y Aquiles Mercado por Promigas.

En el panel, además de retomar el caso de reversión de gas de Venezuela, se cuestionó el exceso de regulaciones existentes para el sector: dos mil regulaciones de la CREG, además de las 97 mil regulaciones existentes en Colombia, por lo que se pidió “volver a lo simple”.

El tema de la celeridad en las licencias ambientales y en las consultas a las comunidades, volvió a tocarse en las peticiones al gobierno, durante el panel, en donde los representantes del Ministerio de Minas y Energía, así como de los entes de control aclararon y precisaron que, gracias a la normatividad y políticas, se ha estimulado la inversión en el sector.

Dejar respuesta