En medio de disputa en el Golfo Pérsico CATAR ELEVA CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN DE GAS

0
175
El ministro de Relaciones Exteriores catarí, el jeque Mohammed bin Abdulrahman al-Thani, en una rueda de prensa en Doha, jul 4, 2017. REUTERS/Naseem Zeitoon

DOHA. Catar anunció el martes planes para un fuerte incremento en su capacidad de producción de gas, lo que sugiere que se estaría preparando para una larga disputa con sus vecinos en el Golfo Pérsico, aunque dijo que estaba haciendo todo lo posible por llegar a un acuerdo.

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin tienen programada una reunión el miércoles para decidir si mantener las sanciones impuestas el mes pasado contra Catar, al que acusan de colaborar con el terrorismo y de apoyar a Irán, rival en la región de Riad.

Doha niega esas acusaciones y envió a Kuwait, que actúa como mediador, respuestas a las 13 demandas que revisará la reunión del miércoles. “Creemos que lo que Catar ha entregado (…) debería ser suficiente (para probar) que hemos cumplido con nuestra parte”, dijo el jeque Mohammed bin Abdulrahman al-Thani, ministro de Relaciones Exteriores catarí, en Doha.

Los tres estados del Golfo y Egipto han cortado los vínculos diplomáticos y de transporte con Doha en una disputa que hace temer ramificaciones por todo Oriente Medio y otras regiones. Los estados occidentales temen que una disputa larga, además de generar inestabilidad política, altere las cadenas de suministro de energía de la región.

La estatal Qatar Petroleum anunció el martes planes de subir su capacidad de producción de gas natural licuado (GNL) en 30%. El efecto inmediato de la medida sería agravar el exceso de oferta en el mercado de GNL, en el que compiten también Australia, Estados Unidos y Rusia.

El presidente ejecutivo de Qatar Petroleum, Saad al-Kaabi, dijo que la firma subiría la producción de gas de su yacimiento Campo Norte en 20%. El nuevo proyecto elevaría la capacidad de producción total de GNL de Catar a 100 millones de toneladas desde 77 millones de toneladas al año, declaró Kaabi.

Con costos de producción muy bajos y con la mayor cercanía de las instalaciones de GNL a los clientes en Europa y Asia, la decisión catarí implicaría que los productores estadounidenses tendrían problemas para competir en el mercado y para encontrar financiamiento para sus proyectos.

(Reuters)

Dejar respuesta