Primer trimestre REPSOL LOGRA UN BENEFICIO NETO DE 610 MILLONES DE EUROS

0
146
La compañía ha identificado más de 300 proyectos que cumplen con los Principios de Bonos Verdes establecidos por la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA).

MADRID – Repsol obtuvo en el primer trimestre de 2018 un beneficio neto de 610 millones de euros, frente a los 689 millones de euros alcanzados en el primer trimestre de 2017, cuando la subida de los precios de los productos petrolíferos tuvo un efecto excepcional en el valor contable de los inventarios, que la compañía mantiene como activo estratégico del país.

Por su parte, el beneficio neto ajustado del periodo, que mide específicamente la marcha de los negocios de Repsol sin tener en cuenta el efecto inventario, alcanzó los 616 millones de euros, frente a los 570 millones obtenidos entre enero y marzo de 2017, lo que supone un aumento de 8%.

La compañía se apoyó en la flexibilidad que le otorga su modelo de negocio integrado y en las medidas de eficiencia y creación de valor implantadas para afrontar con éxito el trimestre, que respecto al mismo período del pasado año estuvo marcado por unos precios del crudo más elevados (Brent +24%), unos menores precios del gas (Henry Hub -9,4%), un dólar débil frente al euro (-15%) y, en general, un entorno internacional menos favorable a los negocios industriales.

El negocio de Upstream tuvo un comportamiento destacado, con un resultado de 320 millones de euros, 43% mayor al obtenido entre enero y marzo del año anterior. Las medidas adoptadas en su plan de sinergias y eficiencias, los mayores volúmenes de producción y la subida de los precios de realización del crudo y del gas posibilitaron este mejor desempeño del área.

El resultado de Downstream se situó en 425 millones de euros, en un trimestre en el que las áreas de Marketing, GLP y Trading y Gas & Power tuvieron un comportamiento más positivo. Por su parte, las áreas de Refino y Química se vieron afectadas por las paradas de mantenimiento realizadas en tres de sus complejos industriales.

El ebidtda se situó en 1.804 millones de euros, en línea con los 1.844 millones de euros logrados entre enero y marzo de 2017.

Una vez finalizado el trimestre, el Consejo de Administración de Repsol aprobó convocar la Junta General Ordinaria de Accionistas de la compañía, que se celebrará el próximo 11 de mayo. El Consejo acordó proponer a la Junta una retribución al accionista equivalente a unos 0,50 euros brutos por acción, a través del Programa Repsol Dividendo Flexible y en sustitución del dividendo complementario del ejercicio 2017. Esta retribución se suma a la que la compañía aprobó, como parte del mismo programa y en sustitución del tradicional dividendo a cuenta de 2017, por un importe equivalente a unos 0,40 euros brutos por acción, por lo que la retribución total al accionista aumentará hasta el equivalente a los 0,90 euros por acción.

Además, el Consejo propondrá a la Junta General de Accionistas una reducción del capital social, mediante la amortización de acciones propias, por un volumen equivalente a las acciones que se emitan en 2018 con motivo de los scrip dividends.

Por otro lado, el 22 de febrero de 2018, Repsol llegó a un acuerdo con Rioja Bidco Shareholdings, S.L.U., una sociedad controlada por fondos asesorados por CVC, para la venta de su participación de 20,072% en Gas Natural, por un importe total de 3.816.314.502 euros, equivalente a un precio de 19 euros por acción.

Upstream: producción récord y aumento del resultado

La mayor producción desde 2011

El resultado neto ajustado del área de Upstream aumentó 43%, hasta los 320 millones de euros, frente a los 224 millones que se obtuvieron en el mismo periodo del ejercicio 2017.

La gestión de la compañía y la implementación de su programa de eficiencias y sinergias han posibilitado este notable incremento del resultado, para el que han sido cruciales el aumento de la producción y unos mejores precios de realización del crudo y el gas.

Las materias primas de referencia internacional tuvieron un comportamiento dispar durante el periodo. El crudo Brent aumentó 24% su cotización respecto al mismo periodo de 2017, marcando una media de 66,8 dólares por barril. Por el contrario, el gas Henry Hub se negoció a un precio un 9,4% inferior al del primer trimestre del año anterior, con una media de 3 dólares por Mbtu.

Repsol alcanzó en el periodo una producción de hidrocarburos de 727 mil barriles equivalentes de petróleo al día, récord desde el año 2012, gracias a la mayor actividad en Libia, la puesta en marcha de Juniper (Trinidad y Tobago), Shaw y Cayley (Reino Unido), Reggane (Argelia) y Kinabalu (Malasia), y la adquisición del campo Visund (Noruega).

Durante el periodo, la compañía anunció un nuevo descubrimiento de hidrocarburos en Colombia, en el bloque CPO-9, que forma parte del importante proyecto de desarrollo de Akacias, cuya primera fase ha sido aprobada en 2018.

En Noruega, la compañía firmó a principios de febrero un acuerdo para adquirir el 7,7% del campo Visund, situado en aguas del Mar del Norte. Con esta transacción, Repsol aumenta su producción en el país en un 50% hasta los 30.000 barriles equivalentes de petróleo al día.

En el mes de marzo, la compañía se adjudicó dos nuevos bloques exploratorios en México, donde ya suma seis licencias desde la liberalización del sector el pasado año. En Brasil, obtuvo tres adjudicaciones en la ronda BR-15.

Downstream: solidez e innovación

El negocio de Downstream obtuvo un resultado neto ajustado de 425 millones de euros, frente a los 500 millones registrados entre enero y marzo de 2017.

Los negocios industriales, Refino y Química, se vieron influidos por un entorno menos favorable y por las paradas de mantenimiento acometidas en los complejos industriales de Puertollano, Tarragona y Sines (Portugal). Estos trabajos introdujeron mejoras en innovación, eficiencia y productividad, con las que Repsol se mantiene a la vanguardia del sector europeo.

El indicador de margen de refino se situó en el trimestre en 6,6 dólares por barril, por encima de los planes de la compañía, que además incrementó la destilación en sus instalaciones por la mejora de la utilización de las plantas.

El área de Trading y Gas & Power aumentó sus resultados con mayores márgenes y favorecida por las bajas temperaturas que se registraron durante el mes de enero en el noreste de Estados Unidos. Del mismo modo, el negocio de GLP mejoró su desempeño e incrementó sus ventas, con mejores márgenes del envasado regulado y no regulado, y beneficiado por la mayor demanda derivada del descenso de las temperaturas.

Por su parte, el área de Marketing aumentó sus resultados y ventas, a la vez que continuó innovando para aportar más valor a los clientes. Con El Corte Inglés se ha reforzado la alianza comercial integrando su tarjeta de compra en la aplicación de pago en estaciones de servicio, Waylet. Con ello, los más de 600.000 clientes que cada año utilizan la tarjeta El Corte Inglés en la red de estaciones de Repsol se beneficiarán de las ventajas de la aplicación de pago.

Asimismo, dentro de su estrategia de crecimiento en negocios digitales, Repsol adquirió a principios de año 70% de la plataforma digital Klikin, con la que evolucionará su aplicación Waylet hacia un medio universal de pago mediante teléfono móvil que pueda utilizarse más allá de las estaciones de servicio.

También en el mes de enero, la compañía anunció el lanzamiento, junto con Kia, de un nuevo servicio de carsharing, denominado Wible, que estará operativo en Madrid en la segunda mitad del año.

En el mes de marzo y enmarcado en su estrategia de expansión internacional, Repsol abrió sus primeras estaciones de servicio en México, con las que inicia un proyecto a largo plazo con el que busca alcanzar en los próximos cinco años una cuota de mercado en el país del 8-10%.

Dejar respuesta