Robert Kaplan FED VE ESCASO IMPACTO ECONÓMICO DE CUALQUIER AUMENTO EN PRECIOS DEL CRUDO

0
78
Kaplan añadió que 10 por ciento de aumento en los precios del petróleo probablemente sólo tendrá un efecto negativo relativamente modesto en la expansión del PIB, y agregó que el impacto debería mermar a medida que Estados Unidos sigue impulsando la producción petrolera. REUTERS/Ann Saphir

Los precios internacionales del crudo parecen encaminarse al alza en el mediano plazo, pero como ahora Estados Unidos produce más petróleo y las empresas son más eficientes en el uso de combustible, un salto en los precios petroleros no dañaría mucho el crecimiento económico del país, estimó el martes un miembro del banco central estadounidense.

El presidente de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, precisó en un ensayo sobre el impacto económico de los mercados energéticos que “la perspectiva de los economistas de la Fed de Dallas es que el impacto negativo de mayores precios del crudo en el crecimiento del PIB será más leve que en el pasado”.

Kaplan añadió que 10 por ciento de aumento en los precios del petróleo probablemente sólo tendrá un efecto negativo relativamente modesto en la expansión del PIB, y agregó que el impacto debería mermar a medida que Estados Unidos sigue impulsando la producción petrolera local.

Después de algunos años en que el exceso mundial de suministro de petróleo provocó un derrumbe de los precios, la oferta y la demanda están actualmente en un “equilibrio frágil”, señaló el funcionario del banco central estadounidense, citando una investigación de la Fed de Dallas.

Pero Kaplan agregó que la demanda superaría a la oferta en algunos años, en parte debido a que la producción estadounidense de crudo —cada vez una fuente más clave de suministro petrolero mundial— no sería capaz de satisfacer el creciente apetito de la economía mundial por los combustibles fósiles.

Además, eventos geopolíticos podrían impulsar incrementos de precios, señaló.

Si bien históricamente los aumentos en los precios del crudo han sido sucedidos por recesiones, Kaplan cree que la economía estadounidense es menos vulnerable a esos avatares en la actualidad.

Las familias aún se resienten cuando los precios de la gasolina suben, pero los precios más altos del petróleo ayudan a un segmento creciente de la economía que produce crudo, y las empresas que se han vuelto más eficientes en su uso de los combustibles.

Dejar respuesta