Según las subastas de energía EL MERCADO ELÉCTRICO SI FUNCIONA

0
144
“Los resultados de la subasta de OEF ratifican que nuestro mercado eléctrico es efectivo", concluyó Alejandro Castañera de Andeg.

BOGOTÁ – Para la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg) la subasta del pasado mes de febrero cumplió su cometido, puesto que, con la asignación de Obligaciones de Energía Firme (OEF) fortalecerá el mercado eléctrico colombiano y la confiabilidad del sistema para garantizar el suministro de energía en el  país hasta 2028.

A su vez, la asignación de energía firme a tecnologías renovables no convencionales deja totalmente desvirtuada la idea de que este tipo de proyectos no podían participar de esta subasta y serían dejados a un lado.

Al mismo tiempo, el gremio considera que son totalmente equivocadas las afirmaciones que señalan que el culpable de la no asignación de energía en la subasta de contratos a largo plazo, realizada el pasado 26 de febrero, es el mecanismo de verificación de competencia diseñado por la Comisión de Regulación  Energía y Gas (CREG).

Para la agremiación, con el esquema propuesto por la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) y el Ministerio de Minas y Energía, los riesgos de comercialización se le asignaban a la demanda y no a los generadores, lo cual hizo que no fuera atractivo para los comercializadores que los representan.

“Mientras que muy pocos actores de la demanda acudieron a la convocatoria, del lado de la oferta se registró concentración en unos cuantos jugadores, lo cual llevó a que ciertos principios de competencia no se cumplieran y, tras el resultado ya conocido, se evitaron posibles efectos sobre las tarifas de los usuarios”, explica Alejandro Castañeda, director ejecutivo de Andeg.

Adicionalmente, Andeg considera que el mecanismo de contratos de largo plazo ya no es necesario, puesto que de manera bilateral ya se vienen cerrando acuerdos comerciales hasta por 15 años. Lo que demuestra que mientras los precios de la energía sean competitivos, el interés de la demanda existe y nuevos contratos se podrán cerrar siempre y cuando exista una adecuada asignación de los riesgos entre el generador y la demanda.

Por otra parte, con la subasta del pasado 28 de febrero se logró garantizar la entrega de energía para los usuarios a un menor precio, tras concluir el proceso con un valor de US$15,1 en el Cargo por Confiabilidad, lo cual representa una disminución del 11% con respecto al valor de la subasta pasada que fue de US$17,1.

“Los resultados de la subasta de OEF ratifican que nuestro mercado eléctrico es efectivo, ya que el Cargo por Confiabilidad mecanismo más apropiado para lograr la expansión y complementariedad de la matriz energética, al tiempo que garantiza la entrega de energía confiable y firme al país hasta 2028, al tiempo que mitiga todos los riesgos frente a posibles eventualidades en materia climática o de otros proyectos”, concluye Alejandro Castañeda, de Andeg.

 

Dejar respuesta