Tras sanciones estadounidenses LAS EXPORTACIONES DE VENEZUELA CAEN 40%, por Marianna Párraga

0
128
Casi 70% de los envíos de petróleo de Venezuela desde el 28 de enero han ido a clientes de la petrolera estatal Pdvsa en Asia. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Las exportaciones de petróleo de Venezuela se desplomaron 40% en el primer mes después de que Estados Unidos impuso nuevas sanciones que buscan sacar del gobierno al presidente socialista Nicolás Maduro, según datos de la petrolera estatal Pdvsa y Eikon de Refinitiv.

El gobierno del presidente Donald Trump prohibió a los clientes estadounidenses pagar por petróleo venezolano hasta que se establezca un nuevo gobierno encabezado por el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Las exportaciones de Venezuela han caído desde entonces a 920.000 barriles por día (bpd) de crudo y combustible, según los datos, o un descenso desde entre 1,47 millones y 1,66 millones de bpd de crudo y combustible en los tres meses anteriores.

Casi 70% de los envíos de petróleo de Venezuela desde el 28 de enero han ido a clientes de la petrolera estatal Pdvsa en Asia. India ocupó el primer lugar entre los principales destinos, seguida de Singapur y China. Singapur es un centro de almacenamiento, transbordo y reexportaciones.

Europa, que importó un volumen marginal de petróleo venezolano antes de las sanciones, aumentó su participación a 15%, seguida por Estados Unidos con 11% y el Caribe con 2%, según los datos.

En total, Pdvsa exportó 675.000 bpd de crudo y 245.000 bpd de combustible, en comparación con 1,28 millones a 1,46 millones de bpd de crudo y 200.000 bpd de combustible antes de las sanciones. Las cifras excluyen los envíos que se cargaron pero que se han quedado en el mar a la espera de arreglos para pagar las cuentas que está creando el equipo de Guaidó.

“Pdvsa y todo el país han estado bajo un ataque brutal por parte del gobierno de Estados Unidos para golpear las finanzas y las operaciones de la compañía”, dijo el jueves el ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, en una conferencia en Arabia Saudita.

Reuters

Dejar respuesta