Antes de una oferta pública inicial ARABIA SAUDITA TRANSFORMA ARAMCO EN EMPRESA DE CAPITAL CONJUNTO, por Rania El Gamal y Aziz El Yaakoubi

0
174
Los funcionarios de Saudi Aramco, como cuestión de política, no formulan comentarios sobre el POV mensual del reino. REUTERS/Hamad I Mohammed

DUBÁI – Arabia Saudita cambió el estatus de su petrolera Aramco a empresa de capital conjunto a contar del 1 de enero, medida clave para la oferta pública inicial (OPI) que espera realizar más adelante este año.

La venta de hasta 5% de Saudi Aramco, que se concretaría en el segundo semestre de 2018, es una pieza central de Visión 2030, un ambicioso plan de reforma que busca reducir la dependencia del reino del petróleo. El plan es promovido por el príncipe heredero Mohammad bin Salman.

La modificación que se publicó en el boletín oficial del reino, el mayor exportador mundial de petróleo, se exige a las empresas locales antes de que empiecen a cotizar en bolsa, dijo a Reuters una fuente de alto rango de Aramco, que pidió reserva de su identidad.

“Como medida normal en el proceso preparatorio para una OPI en Arabia Saudita, Saudi Aramco se ha convertido en una empresa de capital conjunto”, dijo la fuente. “Se establece el marco de trabajo para permitirle a futuros inversionistas mantener acciones en la empresa junto con su socio, el gobierno”.

El anuncio es importante porque demuestra el avance del proceso de la OPI, que podría recaudar hasta 100.000 millones de dólares, siendo la mayor en la historia. El mercado había especulado que podría demorarse o suspenderse.

En octubre, el príncipe Mohammad dijo a Reuters que la OPI iba camino a concretarse en 2018.

Aramco tiene un capital pagado de 60.000 millones de riyales (16.000 millones de dólares), dividido en 200.000 millones de acciones, según los estatutos de la empresa publicados en el boletín oficial. El gobierno se mantendrá como accionista mayoritario y tendrá la última palabra sobre la producción.

Los inversores habían especulado por mucho tiempo sobre si la valorización de Aramco sería cercana a los dos billones de dólares, cifra anunciada por el príncipe heredero. Mohammad quiere que los fondos que recaude la OPI financien inversiones para reducir la dependencia del reino del crudo.

(Reuters)

Dejar respuesta