La ACP y sus advertencias NO DESPEGA LA EXPLORACIÓN, por Cristina Quiroga R.

0
538
presidente acp-rueda de prensa mayo 12
Francisco Lloreda Mera, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), se mostró poco optimista frente al despegue de la exploración en el país, pese al repunte del precio internacional del crudo.

 En Colombia queda petróleo para seis años, y gas para tres años, pero con la caída registrada en los primeros meses de 2015 de la sísmica (-92%) y en perforación de pozos (-82%) se teme una reducción de las reservas aun mayor en los próximos años.

Tampoco se ve viable lograr la meta de cerrar 2015 con una producción de un millón de barriles.

La esperanza del leve repunte del precio internacional, registrado en las últimas semanas no es suficiente para que despegue la actividad exploratoria en Colombia.

El presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Francisco Lloreda Mera, se mostró preocupado este martes por la actual situación del sector y señaló que una de las principales salidas para reanimar la exploración y evitar la caída de la producción es crear más incentivos tributarios para atraer inversión e impulsar la industria. 

La ACP ha propuesto al Gobierno Nacional crear unos incentivos fiscales, los cuales están en estudio. Se trata de «agilizar la devolución de lo pagado en exceso por impuesto de Renta e IVA» para que las empresas tengan más caja y puedan recuperarse por la caída del precio del petróleo, y otros factores.

Propone también la ACP  (Ver artículo relacionado) reducir la tarifa de Retefuente a los ingresos por exportaciones y otros, y lograr reducciones en anticipos de impuestos. La iniciativa va encaminada a que se permitan hacer deducciones en el CREE (Impuesto sobre la renta para la equidad) aliado a los precios internacionales del crudo. Con estas medidas se espera devolverle a los empresarios cerca de un billón de pesos, precisó Lloreda Mera. Y una tercera propuesta se refiere a precisar políticas públicas en los contratos de asociación.

Con este paquete, dice el líder gremial, se espera mejorar la competitividad del país frente, por ejemplo, a México y Canadá.

El presidente de la ACP reconoce que el gobierno de Juan Manuel Santos ha tomado ya dos decisiones que favorecen a la industria del petróleo y gas: una, el acuerdo 02 de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) el cual permite aplazar la ejecución de los contratos hasta 9 meses y evita la devolución de los bloques. (Ver nota relacionada), y dos, la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo (PND) en sus artículos 27 (Empoderamiento a la ANH para modificar condiciones contractuales en exploración y producción) y el artículo 28 (relacionado con las tarifas de regalías en proyectos de producción incremental). (Ver proyecto de ley)

La preocupación

De enero a abril de esta año, en Colombia se han perforado solo nueve pozos exploratorios, lo que representa una caída de 82,6% frente al mismo periodo de 2014, cuando se habían operado 54 pozos. De los 126 pozos programados en perforación para este año, se estima perforar 47, de los cuales 21 han sido aplazados para 2016 en acuerdo con la ANH.

Esta situación es preocupante, señala Lloreda Mera porque para lograr efectividad se requieren más pozos, incluso que los 126 programados para este año, porque en Colombia los pozos son muy pequeños, lo que implica mayor esfuerzo.

En sísmica, en los primeros cuatro meses de 2015 se han ejecutado 800 kilómetros, frente a 10.000 kilómetros contabilizados en 2014, lo que demuestra la caída de 92%. (Ver presentación de Lloreda para la prensa)

El presidente de la ACP señaló que en sísmica la caída viene presentándose desde 2010, cuando se evidenció una disminución de esta actividad de 60%, antes de la caída del precio internacional del petróleo, lo que deja claro, según el directivo, que dinamizar la industria no depende solamente de los precios mundiales.

Aparte de estos indicadores, el panorama muestra también que durante el primer trimestre de 2015 el valor FOB de las exportaciones disminuyó 48% frente al mismo periodo de 2014, reflejando la caída en el precio del crudo.

Para la ACP la situación mundial señala que a corto plazo no es previsible un alza rápida y sostenida de los precios internacionales, lo que seguirá afectando a Colombia. Para la ACP  la leve recuperación de los precios no compensa los altos costos fiscales, los altos costos para operar en el país, sumado a países más atractivos (caso México) y la nueva competencia fuerte de Canadá que presenta más de 3 mil bloques en oferta.

Lloreda Mera señala que la demanda energética va a crecer en 2050 a 9 billones de personas y 2 billones de vehículos, y si Colombia no aumenta su exploración en este momento con fracking y offshore (las más costosas) quedará por fuera de las oportunidades.

«El país debe impulsar todo tipo de exploración de yacimientos, es decir, yacimientos convencionales, recobro mejorado, offshore y no convencionales, pues es la forma en que Colombia podrá aumentar sus reservas y garantizar la autosuficiencia en hidrocarburos», enfatizó el directivo.

Sobre el uso del fracking, aclaró Lloreda que se ha hecho una mala interpretación al estudio del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) sobre la inclusión en los modelos de riesgo de sismicidad inducida (Ver nota relacionada). Considera que el documento no presenta conclusiones definitivas frente a una posible relación entre las actividades de hidrocarburos con la sismicidad de una región.

Colombia necesita el fracking, dijo Lloreda Mera, al igual que requiere la inversión en toda la actividad exploratoria que es la puerta de entrada para incrementar la producción y llegar a la autosuficiencia energética. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here