La compra de Pacific ¿QUIÉNES SON LOS BOLICHICOS?, por Javier Conde

0
3993
electricidad630x20
Durante la crisis eléctrica venezolana de 2009 y 2010, la firma Derwick Associates habría recibido 12 contratos eléctricos en 14 meses de operaciones. Desde entonces se comenzó a hablar de «bolichicos».

 Nunca falta plata en Venezuela. No hay pañales, medicinas  ni alimentos básicos, pero  sí grupos poderosos que han aprovechado la crisis para amasar fortunas. Uno de ellos juega fuerte por el control de Pacific Rubiales.

La expresión bolichicos surgió en 2010. Su autor es el periodista y escritor venezolano Juan Carlos Zapata, quien ha escudriñado por más de 25 años los vericuetos del poder y la concentración del dinero en Venezuela. Bolichicos, escribió a mediados de 2011, “es la nueva camada de ricos de los tiempos chavistas”.

Zapata es autor de una decena de libros, entre los que figuran «Los ricos bobos» (1995) y «Las intrigas del poder» (1997), en los estertores de la denominada democracia ‘puntofijista’,  y luego en 2005 «Dr Tinoco: vida y muerte del poder en Venezuela».

En tiempos del chavismo, Zapata acuñó primero la expresión boliburgueses (año 2005) para identificar a los grupos iniciales que se enriquecieron desde el comienzo de la ‘revolución bolivariana’, en paralelo, y desde la trastienda, con la prédica del presidente Hugo Chávez de que “era malo ser rico”.

Había boliburgueses porque había, a su vez, bolifuncionarios y boliopearaciones. Es el otro léxico, menos romántico, del entresijo revolucionario. El léxico real y de los reales: la plata, el dinero, los bolívares entonces fuertes.

Los bolichicos aparecieron más tarde en el proceso chavista. En 1998, cuando Chávez ganó, eran apenas adolescentes

“No pasan de 30 años”, apuntaba Zapata en 2011, quien advertía que ese grupo rebajaba la edad de oleadas precedentes de nuevos ricos. Los bolichicos han hecho todo con los contratos y con buena ayuda de los amigos, los nexos y los intermediarios, seguía Zapata, director desde 2014 del portal www.konzapata.com, donde ha contado en estos días como ese grupo ha ido incrementando su capital accionario en Pacific Rubiales.

Los bolichicos «son ambiciosos. Muy técnicos. Cultos. De apellidos renombrados. Y globales. En Nueva York repiten la historia de aquellos primeros que amasaron dinero sin tanto esfuerzo: se exhiben. Y por exhibirse han sido descubiertos», remataba el periodista.

Y las oportunidades sobran en Venezuela para levantar fortunas. La crisis las genera cada día. Como el paro petrolero de 2002, la gravísima escasez de alimentos años después y la debacle eléctrica. En todos esos casos el chavismo tuvo que recurrir a ‘salvadores’, con conexiones y vínculos. Se soltó mucho dinero: sin control, porque no existe en el país, y con un mercado negro de divisas desmesurado.

Los bolichicos, se asegura, aprovecharon la crisis eléctrica. El portal www.sienteamerica.com en una nota de 2013 echa el cuento al realizar una entrevista al periodista César Batiz, quien se dedicó a investigar a la firma Derwick Associates para el diario Ultimas Noticias, el de mayor circulación en Venezuela. Derwick es la génesis de los bolichicos.

Batiz comenzó su trabajo reporteril luego de recibir un correo electrónico en que le informaban sobre una reciente negociación en Bariven, filial de Petróleos de Venezuela que se ocupa de la adquisición de materiales y equipos necesarios para las actividades de exploración y producción, refinación y gas. El dato concreto es que esa filial de Pdvsa había comprado plantas eléctricas a tres empresas sin ninguna trayectoria, sin ninguna fortaleza financiera comprobada y, además, creadas muy recientemente.

El periodista relataba a sienteamerica.com que: “pregunté a gente del sector eléctrico si conocían esa empresa (Derwick Associates) y no la conocían, pregunté dentro y fuera del país y nadie la conocía, así que inicie mi investigación. Me di cuenta que habían entregado 12 proyectos para la fecha, la revisé en el Registro Nacional de Contratistas y me di cuenta que estaban inscritas en noviembre, pero en octubre ya le habían dado una obra”.

Batiz también revisó información en el Registro de Empresas de Barbados. Luego publicó su primer trabajo en el que su hallazgo consistía en señalar cómo una empresa sin ninguna experiencia en el sector eléctrico había recibido 12 contratos en 14 meses de funcionamiento.

«Gracias a la influencia o la cercanía de los dueños de Derwick, Leopoldo Alejandro Betancourt López y Pedro Trebbau, con Javier Andrés Alvarado Pardi, hijo de quien era viceministro de Energía Eléctrica y presidente de la C.A. Electricidad de Caracas al momento de la firma de los contratos, y luego Presidente de Bariven», precisaba Batiz.

El portal Poderopedia ratifica esa información al señalar que “Derwick Associates es una empresa registrada originalmente en Panamá, luego en Barbados, Venezuela, España y EEUU. Sus principales directivos son Leopoldo Alejandro Betancourt López y su primo Pedro Trebbau. Entre octubre de 2009 y diciembre de 2010 recibió 12 contratos para obras eléctricas, pese a su escasa experiencia en el sector”.

Konzapata vincula al grupo de los bolichicos con el expresidente de Petróleos de Venezuela Rafael Ramírez. También el portal venezolano da cuenta que desde Derwick le hicieron saber que la firma no está tras la compra de Pacific, sino algunos de sus miembros y otros amigos, que estarían actuando por medio de las firmas registradas en Panamá: O’Hara, Telmaven e IPC.

Medios colombianos han identificado, sin embargo, hasta siete empresas, que serían ya poseedoras de cerca de 20% del capital accionario de la petrolera canadiense y que se opondrían a la OPA del conglomerado mexicano Alfa y el grupo asiático-estadounidense Harbour Energy.

La historia de la compra de Pacific seguirá durante las próximas semanas. Una certeza es que el término bolichicos ya forma parte de los usos de la prensa, como lo han corroborado informaciones de Pulzo.com, El Tiempo, Portafolio y Semana. Y es solo el principio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here