Los gremios manifiestan su desacuerdo EL CONSEJO DE ESTADO MANTIENE MEDIDA CAUTELAR CONTRA EL FRACKING EN COLOMBIA

0
207
Colombia tiene un potencial de entre 3.000 millones y 9.000 millones de barriles de petróleo equivalentes en yacimientos no convencionales, es decir entre 2 y 6 veces las reservas actuales, según el gobierno.

BOGOTÁ – El Concejo de Estado, máximo tribunal administrativo de Colombia, mantuvo el martes una medida cautelar sobre el uso del fracking para la exploración en yacimientos no convencionales De esta manera impide por ahora iniciar proyectos pilotos decisivos para que el país aumente su producción y reservas de petróleo y gas.

De inmediato, las directivas de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) y la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas) comunicaron su desacuerdo con la decisión de los seis magistrados del Consejo de Estado.

La ACP consideró que la decisión «no toma en cuenta las recomendaciones emitidas por la Comisión de Expertos, en el sentido de avanzar con los Proyectos Pilotos de Investigación Integral (PPII) que nos darán información completa y transparente y aportarán los elementos técnicos y ambientales suficientes para determinar cualquier ajuste normativo y regulatorio a futuro, si fuera el caso.»

«Desde la industria de hidrocarburos», afirma la ACP, «hemos insistido en la importancia de avanzar en el desarrollo de los yacimientos no convencionales y no perder la oportunidad de garantizar la seguridad energética de Colombia, contar con los recursos necesarios para abastecer el mercado interno, generar excedentes para exportación, y lograr los beneficios en materia económica, social y ambiental que traería a los hogares colombianos, las industrias y en general al país.»

Por su parte, Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas, afirmó en un comunicado que “respetamos la decisión, pero lamentamos que el país aún no pueda avanzar en el aprovechamiento de los recursos naturales que se encuentran en los yacimientos no convencionales. De esto depende que podamos seguir llevándole un gas natural a precios competitivos a 9.5 millones de hogares, comercios e industrias en 741 municipios del país”.

En Colombia no se realizan actividades de exploración ni explotación de petróleo con fracking, pero el gobierno del presidente Iván Duque es partidario de promover una amplia discusión técnica, pese a la fuerte oposición de políticos de izquierda, de las comunidades y de ambientalistas.

El comunicado de Naturgas ha sido enfático en ese sentido: «También debe valorarse la resolución que sobre esta misma materia expidió el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (Resolución 421 de 2014) y los estudios internacionales que demuestran que la estimulación hidráulica en yacimientos no convencionales puede ser empleada de forma segura y sostenible.

Las regulaciones para el desarrollo de depósitos de petróleo no convencionales se suspendieron temporalmente a fines del año pasado, en medio de una demanda en curso presentada contra el Ministerio Minas y Energía por un abogado ambiental.

«Ante la Sala Plena de la Sección Tercera del Consejo de Estado fue derrotada la ponencia que proponía dar vía libre al ejercicio del fracking, mientras se define si su reglamentación es legal o no», precisó un comunicado del Consejo de Estado, sin dar más explicaciones.

Pese al auge del fracking en la producción de petróleo y gas en Estados Unidos, los activistas ambientales se oponen con el argumento de que contamina el agua y produce terremotos. La petrolera estatal Ecopetrol está actuando como coacusada en la demanda más grande y había pedido al tribunal levantar la medida de suspensión para poder iniciar el montaje de un proyecto piloto.

La compañía anunció que tiene 500 millones de dólares para invertir en la exploración de depósitos no convencionales en los próximos tres años, pero la evaluación de su solicitud para iniciar un proyecto piloto fue suspendida por la autoridad de licencias ambientales en julio en espera de la decisión del tribunal sobre la reinstauración de las regulaciones.

Colombia archivó en marzo los trámites de licencias ambientales que solicitaron la estadounidense ConocoPhillips y la canadiense Canacol Energy para dos proyectos de exploración de petróleo con fracking en una zona con alto potencial en yacimientos no convencionales.

Colombia alcanzó en 2018 una producción de 865.127 barriles diarios de petróleo y tiene un potencial de entre 3.000 millones y 9.000 millones de barriles de petróleo equivalentes en yacimientos no convencionales, es decir entre 2 y 6 veces las reservas actuales, según el gobierno.

Una comisión de expertos recomendó al gobierno a comienzos del año implementar proyectos pilotos en yacimientos no convencionales con fracking bajo estrictos monitoreos ambientales, antes de decidir si la controvertida técnica se puede usar ampliamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here