Opinión LA GRAN PROVINCIA GASÍFERA DEL CARIBE COLOMBIANO, por Carlos Alberto Leal Niño*

0
247
Colombia cuenta con 63.000 MBPE, un alto potencial de recursos prospectivos en el subsuelo marino del Caribe.

BOGOTÁ – Las reservas de hidrocarburos en Colombia se traducen actualmente en existencias de 9,8 años para el gas y 6.2 años en crudo. El desarrollo de actividades de E&P Costa Afuera en el Caribe es una de las grandes apuestas para asegurar la autosuficiencia energética a mediano y largo plazo.

La reactivación gradual de la industria, gracias al Proceso Permanente de Asignación de Áreas (PPAA) impulsado por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), genera confianza para la exploración y extracción, y en ese sentido incentiva la inversión en proyectos costa afuera en la Región Caribe, un lugar estratégico para el desarrollo de yacimientos principalmente de gas en las áreas primariamente exploradas en esta región.

De acuerdo a la ANH, desde inicios de 2019 el país ha suscrito seis contratos costa afuera, que representan compromisos de inversión por US$1.830 millones, en los bloques Gua Off 10 (US$90 millones), Tayrona (US$140 millones), Col 4 (US$350 millones), Gua Off 1 (US$350 millones), Col 3 y Gua Off 3 (US$650 millones), Col 5 (US$250 millones). Además, existen cinco nuevas áreas costa afuera, que serán ofrecidas en la segunda subasta del PPAA.

Colombia cuenta con 63.000 MBPE, un alto potencial de recursos prospectivos en el subsuelo marino del Caribe. Sin embargo, esta es una cuenca prácticamente inexplorada, con no más de 70 pozos, incluyendo los del campo Chuchupa-Ballenas, a pesar de que el desarrollo de estos campos no es nuevo, ya que desde 1973 hemos extraído gas de estos yacimientos en el departamento de la Guajira.

Mirando hacia el futuro, los descubrimientos recientes en el Caribe colombiano, a través de pozos exploratorios como los perforados por Petrobras, Ecopetrol y Anadarko en los últimos años, ubican a esta región como vital para el desarrollo de nuevos proyectos en materia de hidrocarburos, y abre un amplio espectro en la oportunidad para generar empleo, preparación de personal técnico, y el establecimiento de centros de servicios logísticos de petróleo y gas.

Las condiciones que favorezcan los costos operativos y las transacciones entre los distintos operadores y proveedores son claves en este proceso. Las zonas francas son un punto importante, porque son una herramienta que facilitará las operaciones e incentivará la inversión extranjera. Con 108 zonas francas en operación, Colombia concentra 25% de las 400 que hay en América Latina y se ubica como el país con mayor número de parques industriales en el continente, según datos de la Asociación Nacional de Empresarios de 2017, y la región Caribe con Barranquilla a la cabeza, ha venido posicionándose como un líder logístico para los proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos en el futuro.

El momento de alinear y coordinar esfuerzos para desarrollar el negocio costa afuera en Colombia es ahora, la ubicación es la región Caribe, y el punto de encuentro es Barranquilla, una de las ciudades que se viene preparando para liderar este empeño. El Gobierno, con el liderazgo de la ANH, está sembrando en los yacimientos costa afuera la semilla de lo que podría llegar a ser “la gran provincia gasífera del Caribe colombiano”.

*Presidente Junta Directiva de Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here