Opinión EL MENSAJE DE POLONIA A COLOMBIA SOBRE LOS YACIMIENTOS NO CONVENCIONALES, por Carlos Alberto Leal Niño*

0
159
Leal Niño: "El Proyecto de Acto Legislativo, que busca modificar el actual Sistema General de Regalías (SGR), el cual sigue su curso en el Congreso de la República, hasta el momento tiene planteado en el texto disponer para las regiones productoras 25% y 5% adicional para municipios productores del total de regalías."

La situación actual de las reservas de crudo y gas del país se ha planteado desde diferentes gremios del sector de los hidrocarburos y desde el gobierno, a través del Ministerio de Minas y Energía y la ANH, con la conclusión imperativa de la necesidad de aumentar el volumen disponible de estos recursos.

A esto, se suma el respaldo que dio la Contraloría a los pilotos en los yacimientos no convencionales, bajo la premisa expresada por Ecopetrol y compartida por los expertos: “lo importante no es hacerlo rápido, es hacerlo bien”.

Mencionando solo el gas, en el país hoy día hay 9.5 millones de usuarios, correspondientes a cada familia o cada vehículo, lo que se traduce en 40 millones de colombianos que utilizamos este recurso, sin hablar del creciente uso industrial y de generación a través de esta fuente. Si seguimos con ese ritmo creciente en la demanda de este combustible, la cual fue en 2018 de 15%, las reservas de gas seguirán en descenso y tendríamos que importarlo, con un horizonte actual de 9,8 años de autosuficiencia, si no se agregan reservas al portafolio.

De otro lado, mayor uso del gas representa una buena noticia para el país en términos de la reducción en las emisiones de CO2, por la reducción del uso de otras fuentes como el carbón e hidrocarburos líquidos, lo cual impacta positivamente al medio ambiente; lo preocupante de este incremento en la demanda es que no tenemos las reservas de reemplazo en el corto plazo para ese ritmo creciente.

De acuerdo con un estudio de la Agencia Nacional de Energía se prevé que, para 2040 la utilización del gas a nivel mundial pasará de 20% a 25%. En este escenario, para el país los yacimientos no convencionales relacionados con el gas de lutitas (shale gas) constituyen la principal fuente para garantizar el abastecimiento en la canasta energética. Es por lo cual, Colombia trabaja en la hoja de ruta que cubre los aspectos técnicos, contractuales, jurídicos, ambientales y sociales, para el desarrollo de este tipo de proyectos iniciando con los pilotos de fracking en los yacimientos no convencionales de este tipo, como un primer paso hacia el futuro desarrollo de proyectos de producción de este hidrocarburo.

Con el desarrollo del potencial en las cuencas prospectivas de YNC para la producción de gas, el Ministerio de Minas y Energía, estima entre 35 y 50 años adicionales al portafolio de actual de reservas. En consonancia, el informe presentado por la Comisión de Expertos adquiere relevancia, porque el Ministerio de Minas y Energía anunció que acogerá las recomendaciones, donde las conclusiones son basadas en los aspectos medioambientales y sociales, que deben procurarse en los proyectos piloto integrales de investigación de la aplicación del fracking en los YNC asociados a hidrocarburos de lutitas.

En ese sentido, la experiencia de Polonia es un caso de éxito dentro de la curva de aprendizaje para Colombia. Polonia ha dependido de Rusia en 2/3 partes del abastecimiento del gas para su consumo interno, y por esta razón desarrollaron un modelo para la exploración de yacimientos no convencionales, en aras de eliminar paulatinamente la dependencia energética, económica y, en consecuencia, política.

Además Polonia, al ingresar a la Unión Europea en 2004, se comprometió a reducir las emisiones de CO2, y esto lo conseguiría a través del fracturamiento hidráulico en la búsqueda del gas. Este país estableció un camino estructurado en cuanto a la normatividad, la consulta a las comunidades y los sistemas de control.

En un estudio realizado por el Ministerio del Medio Ambiente de Polonia, pudieron concluir que las operaciones de fracturamiento hidráulico no causaron ningún daño medio ambiental. Tampoco fueron registrados cambios en la composición de las aguas subterráneas o superficiales, ni deterioro alguno de las condiciones del suelo o concentraciones de elementos radioactivos.

Las operaciones en este país no afectaron los recursos hídricos y no se registraron vibraciones generadas por movimientos sísmicos derivados de la fractura de la roca. En el estudio analizaron todas las fases durante tres años de la actividad de exploración de gas no convencional en siete pozos localizados en las regiones de Pomerania y Lublin.

Polonia fue el primer país en Europa en tener conocimiento, que permitió disipar los mitos y contribuir a una ejecución más segura de los trabajos de exploración y extracción de estos recursos en el futuro. Es importante aclarar que este país finalmente no encontró las reservas que esperaba, sin embargo, el camino que siguieron les permitió tener un balance positivo entre el medioambiente y las comunidades. También cabe mencionar que la prospección de Polonia no fue la esperada, sin embargo, la ruta que siguieron demostró que se pueden hacer este tipo de proyectos sin impactar el medio ambiente.

Desde la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet), nos preocupa que Colombia tiene un tiempo perentorio para desarrollar proyectos que permitan asegurar la autosuficiencia más allá del umbral actual, y este tiempo se acerca mucho al tiempo requerido para colocar en fase de desarrollo comercial cualquier hallazgo confirmado que se realice en este momento.

Por esta razón, el llamado a la acción es con carácter de urgencia, de modo que, a través de la curva de aprendizaje elaborada por otros países como el caso de Polonia, nos permita acortar el camino hacia el desarrollo de estos recursos, que conduzca a evitar la dependencia energética en un ámbito geopolítico tan cambiante, con las consecuencias económicas y sociales que significaría el tener que importar hidrocarburos para satisfacer la demanda del país.

*Presidente de la Junta Directiva de Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here