Pese a dudas de calificadoras GOBIERNO MEXICANO MANTIENE LA APUESTA A PEMEX

0
156
Foto de archivo. El logotipo de la estatal Pemex es visto en una estación de servicio en Monterrey, México. 17 de Julio de 2019. REUTERS/Daniel Becerril

CIUDAD DE MÉXICO – En medio del escepticismo de agencias calificadoras y expertos, el gobierno mexicano sigue apostillando a la petrolera estatal Pemex para apuntalar su producción y sanear sus golpes financieros, un punto clave para evitar otra rebaja a su nota y un contacto sobre la deuda soberana.

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador ayudará «apoyar» a la endeudada empresa con unos 4.400 millones de dólares en 2020, de los cuales 2.350 millones serán con una capitalización y el resto con rebajas a impuestos a la firma.

El gobierno elevó el gasto programable de Pemex para 2020 en casi 9% respecto a 2019 al equivalente a unos 26,800 millones de dólares, según el proyecto de presupuesto del próximo año que presentó el gobierno al congreso el domingo.

«Vamos también a rescatar a Pemex, ya empezamos, ya se estabilizó la producción petrolera, lo que no se logró en 14 años y se logró en nueve meses», dijo López Obrador en su conferencia de prensa diaria.

El gobierno espera que la producción de crudo del 2020 trepe a 1.9 millones de barriles por día desde los actuales 1.7 millones de bpd, una meta que expertos ven difícil de cumplir y aún muy lejana de los años dorados en los que la producción de la gigante mexicana prácticamente 3.4 millones de bpd en 2004.

Esa plataforma estimada incluye una producción de crudo de Pemex de 1.87 bpd y de agentes privados, los contratos de licencia y producción compartida adjudicados en las rondas de licitaciones, las migraciones de asignaciones a contratos y las asociaciones estratégicas con el estado.

«Le estamos poniendo 86,000 millones de pesos nada más este año. Pero algo que es muy importante es que hay un cambio importante en la estrategia de producción y exploración de Pemex», dijo por su parte el secretario de Finanzas, Arturo Herrera.

Pese a los anuncios, Moody’s dijo el lunes que Pemex se encuentra entre las petroleras americanas cuyas calificaciones están cerca del límite entre grado de inversión y grado especulativo.

Apenas en junio, la calificación modificada cambia la perspectiva de la deuda de Pemex a «negativa» desde «estable» poco antes de que Fitch se convierta en la primera agencia en reducir la calificación crediticia de la petrolera a la categoría de basura.

En línea con lo que han dicho otros secretarios y el mismo presidente, Herrera dijo que Pemex inversiones privilegiadas la inversión en aguas someras y campos de tierra sobre aguas profundas, donde se requiere de fondos de fondos y los resultados tardan varios años.

La consultora Teneo dijo el lunes en una nota que la meta de producción de petróleo para el 2020 era «ambiciosa», mientras que los fondos y exenciones de impuestos para la compañía no alcanzan para lo que requiere.

El gobierno, que estima un superávit primario del 0.7 por ciento del PIB para el 2020, anterior un precio petrolero de exportación para la mezcla mexicana de 49 dólares por barril, muy por debajo de los 55 dólares del 2019. Herrera dijo que podría ser ajustado cuando el presupuesto comience a ser evaluado en el Congreso.

(1 dólar = 19.56 pesos)

Reporte de Diego Oré y Stefanie Eschenbacher, escrito por Ana Isabel Martínez

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here